Del principio de autoridad, troles y esbirros

Disculpas, en primer lugar, por estar tanto tiempo callado por aquí. Mis trabajos en común con los grupos del 15m ahora me dejan muy poco tiempo para trabajos individuales. Aquí va una reflexión, para quien aproveche, sigo hablando, entre otras voces, por aquí o por aquí.

*************

OBEDECERSin duda es un fracaso constatar que uno de los mensajes que tratamos de transmitir desde el 11 de mayo de 2011 a la sociedad, para mí el más importante, el cuestionamiento del principio de autoridad, no nos representan, no logra expandirse tanto como quisiésemos. Es un fracaso relativo; la dificultad de esta empresa es superlativa, dado que es a mi juicio el arma principal del capital: mantenernos como borregos hasta el punto de que seamos completamente incapaces de cuestionar que lo somos y lograr que asumamos que precisamos sí o sí de perros y pastores. Sin mantener el principio de autoridad sólido como la roca, sin fisuras,es imposible hacer nada de todo lo demás, saquearnos robando el producto de nuestro esfuerzo, aporrearnos, mandarnos a la guerra, etcétera. Es preciso por tanto, bajo el punto de vista del régimen, eliminar toda duda al respecto, cercenando de raíz todo cuestionamiento del principio de autoridad.

Innumerables esbirros del régimen se afanan por tanto en la empresa de evitar todo intento de cuestionar este principio. Acuartelados en sus estructuras piramidales, los partidos políticos, verdaderos paradigmas del principio de autoridad, o dispersos por sus lógicas desavenencias y naturales disensos, estos individuos son imbuidos por el dogma de la representación como si de la existencia de la divinidad se tratase y asumen de manera completamente dogmática que nada es posible si no lo manda hacer un zeñorito, lo ratifica un experto y lo permite la autoridad. Pero no sólo eso, en su dogmatismo, pretenderán evangelizar a los infieles, harán, como hacen, todo lo que esté en su mano por evitar que nadie cuestione el poder establecido en ninguna parte, por atraer borregos al redil, por la representación sagrada, el liderazgo divino e incuestionable. Es una tarea que consideran, a la vista de cómo se afanan en ello, algo así como un deber, una causa vital, algo que es preciso: las “ovejas descarriadas” que cuestionan la bondad de los mordiscos de los perros y del cayado del amo deben ser convertidas a toda costa, y las “ovejas negras” que las invitan a cuestionarlos, destruidas mediante el insulto y la descalificación, eliminadas a toda costa. Algunas personas llaman a estas personas “troles de X”, siendo X su rebaño, para otras son esbirros del régimen, sin distinguir entre rebaños, pero yo suelo ser más específico y recordando a Orwell les llamo policías del pensamiento, pues igual que ellos acostumbran a patrullar rastreando colectivos y personas que cuestionen el principio de autoridad, traidores mentales a su paradigma, y allá que van a tratar de convencerles con sus métodos mezquinos.

Cuando el 15m hace años decidimos, en Sol, con nuestros procedimientos horizontales de toma de decisiones, que el cuestionamiento constante del principio de autoridad, desarrollando el sentido del grito “no nos representan” sin restricciones, sería cometido principal de los grupos de política, un cometido presente en todos y cada uno de los consensos de PCPSol, nadie dijo que fuera a ser fácil. Los policías del pensamiento son legión, innumerables, ya nos visitaron en hordas en la acampada, lo siguen haciendo en nuestras asambleas, lo del grupo del 20n_2011 fue memorable, y a juzgar por la profundidad de su fe en las cadenas sin duda seguirán haciéndolo. Pero no han conseguido hasta ahora “convertirnos” ¿qué les hace pensar que lo conseguirán ahora? Para ser más precisos ¿Qué les hace pensar que lo lograrán alguna vez? La representación, que alguien mande, se eleve sobre sus semejantes, es a todas luces un error a superar, algo antinatural, increible, más o menos como creer que una cosa puede crear todas las cosas extendiendo un dedo o la santísima trinidad; es más lógico pensar que será al contrario, que más tarde o más temprano será erradicada y podremos tomar las decisiones entre todas. Si los policías del pensamiento lograsen fagocitar al 15m, convertirle al dogma de la representación, ¿creen acaso que desaparecería el cuestinamiento de ese dogma? ¿cuánto tiempo tardaría en surgir un nuevo movimiento contra la representación?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: