Lorena contra Bankia

El 3 de septiembre todxs a parar el desahucio de Lorena!!!!

La historia de Lorena y Kissinguert

La historia de la familia de Lorena y Kissinguert es la historia sencilla y trágica de tantas personas víctimas de la codicia ajena.

Kissinguert tiene 36 años. Vino a España al cumplir los 13, acompañando a su madre, una dominicana dispuesta a sacar a su familia adelante. Con solo 15 años empieza a trabajar. Desde entonces no ha parado hasta que la crisis le condenó al paro. Comenzó cargando fruta y ha hecho de todo: camarero, cuidador de ancianos y de niños, llevando locutorios…

Lorena vino con desde Ecuador con 22 años, tras el fallecimiento de sus padres. Trabajó siempre, desde que llegó, en la misma empresa. Es administrativa y llevaba la gestión de un locutorio. Cuando los inmigrantes, tras el hundimiento de la construcción, pararon de enviar remesas a sus países de origen, el locutorio tuvo que cerrar. Era el 2009.

A los dos meses de llegar, Lorena conoció a Kissinguert. Desde entonces no se han separado. Tienen dos hijos de 5 y 7 años: Randall y Wesley.

En 2005 las cosas les iban bien. Habían ahorrado un poco de dinero. Pensaron que podían tener un piso en propiedad. Era la mejor forma de sentirse definitivamente integrados en España, a la que consideraban su país, en donde habían formado una familia. En su búsqueda se les cruzó una inmobiliaria. Se encargaría de todo el papeleo, “No hay que preocuparse por nada, vosotros solo pagareis 821 euros al mes”. Firmaron la hipoteca en la propia sucursal de Cajamadrid. Allí estaba el notario. Pese a ser su obligación, no les explicó nada. Solo “firmen aquí y aquí”.

La hipoteca era una completa chapuza. Está a nombre de Lorena, de una prima de Kissinguert y de una amiga. El propio Kissinguert, sin tener ningún bien, aparece como avalista. Les concedieron 224.000 euros por un piso que la tasadora (Tinsa, propiedad en aquellos años de Cajamadrid), valoró en 212.000 euros. Además, con sus ahorros pagaron 6.000 euros a la inmobiliaria. En el crédito aparece una ampliación por otros 21.000 euros más que ellos jamás recibieron y que han descubierto cuando les reclamaron los impagos ¿Quién se quedó con ese dinero? La escasa información, además, era falsa. Los 826 euros iniciales, se convirtieron en 1.400 a los seis meses.

En 2009, con la crisis llega el paro a las vidas de Lorena y Kissinguert. Los pagos pendientes se acumulan. Sacando dinero de familiares se presentan en la sucursal. Entrega 1.700 euros porque no quieren perder su hogar. La directora tras cogerlo, les dice que es insuficiente. Desesperados, marchan a Londres a buscarse la vida. Solo encuentran trabajos temporales muy mal remunerados. Apenas consiguen mantenerse. Mientras, reciben correos y mensajes amenazantes de Bankia: “Sois unos estafadores, os habéis marchado cobrando el paro”, “Os vamos a sacar todo lo que tengáis”. Con la ansiedad y las dificultades, Lorena enferma. Kissinguert, actualmente toma cinco medicamentos diariamente: tranquilizantes, ansiolíticos, pastillas para dormir,… Vuelven, asustados y hundidos, a España. En la calle se encuentran con gente del grupo de vivienda y desahucios de la Asamblea de Tetuán. Empiezan a convencerse de que con la lucha y el apoyo mutuo  se pueden cambiar las cosas.

Hasta cinco veces han solicitado la dación en pago. Lorena se encerró en la sede central de Bankia junto a otros compañeros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Hasta ahora todo han sido negativas por parte de Bankia. La maquinaria infernal sigue. La fecha para el desahucio es el 3 de Octubre. Kissinguert, Lorena y sus hijos, menores de edad, Randall y Wesley, no tienen a dónde ir. La madre de Kissinguert ya tiene acogidos en su casa a su otro hijo, junto con su mujer y su nieto. Duermen en el salón. La única familiar de Lorena, su hermana, vive en una habitación. No tienen ninguna alternativa.

Los vecinos no podemos quedar impasibles mientras un derecho tan elemental como es el derecho a tener un sitio donde cobijarse, donde tener un proyecto vital, es sustraído por Bankia sin ninguna voluntad negociadora. Mientras, miles de millones vuelan para ayudar a esa maldita entidad. La Administración no hace absolutamente nada y los tribunales aplican leyes contrarias al más elemental concepto de Justicia.

Kissinguert y Lorena no han hecho otra cosa que trabajar desde que vinieron a España, han creado una familia. No podemos dejarles solos.

El 3 de octubre vamos a parar esta injusticia.

Exigimos que Bankia paralice este desahucio y que condone una deuda imposible de pagar por esta familia. Además exigimos que mientras no exista ninguna alternativa puedan permanecer en su vivienda pagando un alquiler social.

¡¡Si se puede!!

Más información:
http://www.lorenacontrabankia.com/
http://tetuan.tomalosbarrios.net/
http://madrid.tomalaplaza.net/2012/09/08/lorena-contra-bankia-este-miercoles-12h-sucursal-paseo-extremadura/
Anuncios

Una respuesta a “Lorena contra Bankia

  1. miloren 3 octubre, 2012 en 6:25 am

    Suspendido el desahucio de Lorena
    http://madrid.tomalaplaza.net/2012/10/02/suspendido-el-desahucio-de-lorena-manana-tres-stopdesahucios-en-carabanchel-y-colmenar/
    PEro hoy mismo tenemos dos más para parar
    7:00h, C/ Mariano de Prados, 12 1ºA. Colmenar Viejo (mapa) – Bankia
    8:30, C/ José María Pemán, 34, Carabanchel (mapa) – Deutsche Bank
    9:45, Camino Viejo de Leganés, 221, Carabanchel (mapa) – Kutxa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: