Manifiesto de los PRECOMUNES

Al Banco Mundial, la ONU, la UNESCO, la OTAN, los partidos políticos, corporaciones inanimadas y descontextualizadas, el Leviatán, y a sus componentes:

Nosotros, habitantes indígenas del planeta en tierra de Madrid, reclamamos las tierras que habitamos y vivimos, en nombre de los íberos, fenicios, romanos, suevos, vándalos, alanos, árabes, cristianos, de nuestros antecesores, de nuestros descendientes y el de nuestras comunidades locales, por derecho de uso, por costumbre y primer descubrimiento o derecho de paso.

Deseamos ser leales y justos para con aquellos que no habitan o transitan los espacios de nuestras comunidades pero no los usan aunque reclamen derecho exclusivo sobre una parte de ellos, que dejan abandonados o destruidos, por lo que proponemos el siguiente tratado:

Compramos las tierras construidas, cercadas y devastadas o abandonadas de Madrid por la suma de veinticuatro (24) euros, pagaderos en abalorios y tela roja de algodón, conforme a los términos del mercado empleado por los gobiernos occidentales a los pueblos indígenas americanos, nuestros hermanos, hace alrededor de trescientos años para la compra de una isla semejante a Manhattan. Sabemos que veinticuatro euros de artículos de comercio por esos acres de tierras representan más de lo que fue pagado entonces, pero sabemos también que el valor de la tierra se ha acrecentado con el tiempo. Nuestra oferta de un euro veinticuatro céntimos por acre es superior a los cuarenta y siete centavos por acre que los gobiernos occidentales pagaban en 1969 a los indios de California por sus tierras.

Reservamos a los usurpadores de Madrid una porción de tierra para su propio uso, bajo la doble responsabilidad del Servicio Madrileño de Asuntos Indígenas y de nuestra Oficina de Asuntos Gubernamentales, Corporaciones y Lobbies, a fin de que la disfruten a perpetuidad, tan largo tiempo como el sol brille y los ríos vayan al mar, siempre que la trabajen y hagan uso de ella sin expoliarla. Posteriormente los guiaremos hacia formas de vida convenientes. Les ofreceremos nuestra religión, nuestra educación, nuestras costumbres, para ayudarles a elevarse hasta nuestro nivel de civilización, a fin de que ellxs, y todxs sus hermanxs occidentalizadxs, puedan escapar al estado de salvajismo y de desgracia en que se encuentran. Ofreceremos este tratado de toda buena fe y deseamos ser justos y leales en todas nuestras negociaciones con los hombres que se ocultan tras el Leviatán.

Pensamos que estas tierras construidas, cercadas y abandonadas o expoliadas no podrían convenir mejor al establecimiento de una reserva indígena, según los propios criterios de los humanos occidentalizados. Queremos decir con eso, que estos lugares en Madrid presentan las siguientes semejanzas con la mayoría de las reservas indias o poblados chabolistas:

  1. Está aislado de todas las facilidades de la vida moderna y privado de medios de transporte públicos y comunitarios.
  2. No posee ningún río potable.
  3. Sus instalaciones sanitarias son insuficientes.
  4. No esconde minerales ni petróleo.
  5. No hay ninguna industria instalada, lo que hace que el desempleo sea grande.
  6. No incluye ninguna instalación o servicio de sanidad pública o común.
  7. El suelo es hormigonado o empedrado e improductivo; tampoco hay caza.
  8. No posee ninguna escuela o servicio de enseñanza pública o común.
  9. Su población ha sido siempre excesiva.

Sus habitantes se consideran como prisioneros, dependientes, y se encuentran bajo vigilancia policial.

Es por eso que sería, pues, justo y simbólico, que navíos venidos del mundo entero, cuando pasasen la Puerta del Sol, descubrieran unas tierras vacías, destruídas, desocupadas, deshabitadas, expoliadas, libres para ser ocupadas. Pero lo sería más que esta fuera reconocida como una tierra indígena, el símbolo de vastos territorios que deben ser autogobernados por nobles y libres personas.

Lo que se hará de Madrid.

¿Qué uso queremos hacer de estas tierras?

  1. Espacios sociales multiculturales no mercantilizables, donde desarrollar y practicar nuestras artes y culturas, a disposición de las necesidades de los habitantes de la comunidad e indígenas nómadas o migrantes. Espacios donde podamos recuperar nuestra memoria cultural e histórica, y vivir experiencias comunes a todxs, reincorporando a las generaciones maltratadas y olvidadas, nuestros ancianos y niños, devolviéndoles la dignidad, permitiéndonos recuperar nuestro pasado e imaginar el futuro, rehabilitando así nuestro presente. Espacios de repoblación de fauna y flora autóctona, donde lxs indígenas habitantes y migrantes de y en estas tierras reavive-mos la relación, hoy casi extinta, de los humanos con el resto de la naturaleza y que garantiza la reproducción de la vida. Espacios de cultivo de semillas autóctonas y agroecológicas que permitan la alimentación sana y adecuada de lxs habitantes y migrantes de Madrid. Espacios de ecología del conocimiento, de enseñanza, aprendizaje, expresion y desarrollo de los multiples saberes y experiencias. Medios para poder llevar a cabo todas esas necesidades también de forma itinerante o nómada. Espacios de salud física (emocional y orgánica) en donde los habitantes y migrantes puedan no solo acceder a los diagnósticos y tratamientos más efectivos de acuerdo con su cultura y necesidades, sino donde intercambiar dichos saberes y prácticas, y desvictimizar y desalienar al “enfermo”, y reincorporarlo a la vida de su entorno mediante cuidados físicos y afectivos.
  2. Espacios donde recuperar los conocimientos y los medios materiales necesarios para restablecer nuestras tierras y nuestras aguas a su estado de pureza original. Combatiremos la contaminación del aire y del agua de la muy noble villa de Madrid. Buscaremos cómo restaurar la vida animal y revivir las especies marinas amenazadas por las costumbres de los hombres blancos. Investigaremos el medio de desalar el agua de mar para beneficio de los humanos que componen el Leviatán.
  3. Una gran escuela madrileña donde el pueblo de Madrid aprenderá cómo vivir en este mundo, elevar su calidad de vida y dignificarla, suprimir definitivamente el hambre y el desempleo para todxs.
  4. Algunos espacios existentes serán transformados para instalar un MUSEO DEL LEVIATÁN que expondrá las cosas que el ser humano occidentalizado y mercantilizado ha dado a los habitantes y migrantes de Madrid a cambio de la tierra y de la vida que le tomó: enfermedades, pobreza, genocidio especista, epistemicidio cultural y decadencia integral. Será conservada la Comisaría de Moratalaz y algún Centro de Internamiento de Extranjeros, para recordar a la vez a los indígenas y migrantes que han sido encarcelados allí por existir y expresarse, y así haber desafiado presuntamente la autoridad del Leviatán. El museo mostrará algunos acontecimientos nobles y trágicos de la historia indígena de Madrid, incluyendo los tratados rotos, como la Constitución de 1978, el tradicional regimen municipal de concejos abiertos, los crímenes de los abogados de Atocha, BARBARIDADES DEL PPSOE.

Por eso, en nombre de todos los indígenas habitantes y migrantes de Madrid, reclamamos los espacios desocupados y las tierras devastadas de esta villa como espacios vitales existenciales y para nuestro cuidadoso uso amoroso. Por todas esas razones, pensamos que esta reclamación está fundada en justicia, y que esta tierra debe, de pleno derecho, sernos reconocida internacionalmente por tan largo tiempo como corran los ríos y el sol brille.

Firmado:

INDÍGENAS HABITANTES Y MIGRANTES EN MADRID

Política Corto Plazo – Sol. Abril de 2012, Año del Sol, Territorio Indígena, villa de Madrid.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: