Capitalismo .vs. Socialismo… puag

Tal y como lo estudiamos, el capitalismo es la propiedad privada de los medios de producción, en contraposición al socialismo, la propiedad colectiva de los mismos. Obviamente, como medios de producción deberemos entender no solo aquellos que producen bienes tangibles como puertas blindadas o remolachas en lata, sino también intangibles como la salud, la educación, etcétera. Nada que objetar a la definición, excepto que es muy poca cosa, claro. Y que impide, por supuesto, la calificación de ningún régimen habido y por haber como tal. No hubo jamás régimen socialista puro como no lo hubo capitalista, no lo hay ni seguramente lo habrá. La gestión mixta es la tónica general, incluso en los peores momentos del bolchevismo soviético o del liberalismo estadounidense se han mantenido medios de la una o de la otra tendencia, con lo que lo que podemos decir es que un régimen es “muy” socialista o, en contraposición, “muy” capitalista. Y esto sin contar con las trampas de ambas definiciones; ¿es socialismo una empresa propiedad del estado, pero gestionada por un funcionario “del partido” que obtendrá beneficios, quizá no económicos pero si de otra índole, por su acertada gestión, o será apartado de la misma si ésta es nefasta? ¿es capitalismo un centro educativo subvencionado en parte por el estado?

A la mierda, con perdón, entonces, con esas definiciones absolutas. La historia, el día a día, ha hecho caer de su burro a los iluminados totalitarios que han pretendido extremar los sistemas de gestión, hacerlos “puros”, eso sí, desgraciadamente a costa de millones de muertos. Tan criminal es un extremo como el otro, esa lección la hemos aprendido, menos mal. Cualquier cubano que cumpla los trámites puede abrir un restaurante (paladar) mientras que el sistema mínimo de asistencia sanitaria estadounidense garantiza que no te mueras en la calle, aunque no pagues un seguro médico. Lo importante es el grado público o privado que se imprima a cada gestión, y, claro, quién lo define. Lo importante, por supuesto, es si va a fijar este grado un tipejo con corbata o lo vamos a fijar nosotros.

Olvidemos pues estas absurdas definiciones y fijémonos en las que cuentan: dictadura absoluta (o relativa :D), monarquía, república democrática (representativa), democracia directa… eso es lo que importa, que no os tomen el pelo, queridos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: