Compromisos

RomboLos seres humanos tenemos un compromiso de mejora personal. Cada uno de nosotros, individualmente, tenemos el deber que superar a nuestros padres. Así debe ser, y así lo estamos haciendo, en general, excepto casos aislados, sin ningún género de dudas.

Pero también tenemos un compromiso global. Como sociedad, tenemos un compromiso que debería ser ineludible de mejora del planeta, de mejora de las relaciones sociales, de mejora de las relaciones, los derechos. Y eso no lo estamos haciendo. De hecho es al contrario, cada día el planeta está más enfermo, hay más muertes violentas, más guerras, más desempleo y malestar social. Está claro que si en lo primero, personalmente, triunfamos, socialmente estamos fracasando estrepitosamente.

Este desequilibrio no es circunstancial, tampoco accidental. Por un lado, es fácil para el ciudadano favorecer su desarrollo personal, mientras que en contraposición le resulta fácil también desentenderse del desarrollo global. Son por tanto las instituciones quienes deben fomentar, imponer a veces este compromiso. Sin embargo, no lo hacen, incluso más bien al contrario, ocupándose bien del desarrollo personal de quien las dirige, bien actuando como garantía de salvaguarda de los derechos individuales frente a toda imposición social. El triunfo sin paliativos del modelo social liberal estadounidense es, a mi juicio, el culpable.

Me considero una persona liberal, mi utopía es el anarquismo individualista, un mundo de ciudadanos libres, cultos y responsables que desde su compromiso individual actúan colectivamente. Un enemigo del comunismo, en definitiva. Durante mi adolescencia recalé en grupos de extrema izquierda apenas el tiempo suficiente para rechazar esa doctrina. Pero antes que enemigo del comunismo soy enemigo de todo extremismo, y lo que ahora sufrimos es un extremismo liberal insoportable. Porque entre el execrable comunismo que anula al ciudadano como tal y el individualismo liberal que campa en estos momentos hay infinidad de grados intermedios.

Por ello, pienso que los ciudadanos responsables tenemos un compromiso hoy en día ineludible: escorarnos a lo social, como contrapeso a la doctrina extrema individualista reinante. Que nadie dude que en caso de suceder lo contrario, en caso de sufrir un extremismo social que anulase el individualismo, diría lo contrario, es un hecho probado.

Seamos pues responsables, y hagamos lo que el devenir del mundo, de la historia, nos reclama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: